Seguir la dieta de la fertilidad y una vida saludable facilita el embarazo - Fertilab

Seguir la dieta de la fertilidad y una vida saludable facilita el embarazo

dieta de la fertilidad

La gran mayoría de las personas piensan que la dificultad de quedarse embarazada depende mucho de la existencia de alguna alteración genética u hormonal, o de determinados trastornos ovulatorios. Sin embargo, muy pocos tienen presente que aquello que comemos a diario y nuestro estilo de vida también puede influir de manera directa a nuestra fertilidad. Esto no significa que si modificas tu alimentación podrás quedarte embarazada en los primeros meses, sino que si introduces determinados cambios en tu vida alimenticia podría resultarte más fácil ser mamá.

Por lo tanto, si estás buscando quedarte embarazada, desde Fertilab te presentamos una completa guía de consejos para mejorar la fertilidad de manera natural. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que llevar un estilo de vida saludable siempre será beneficioso tanto para la madre como para el futuro bebé; y para ello hay que empezar por controlar el peso corporal, reducir el tabaco, cafeína y drogas, disminuir el consumo del alcohol, y sobre todo, eliminar el estrés.

Después, es importante poner en marcha la dieta de la fertilidad, aquella que potencia el consumo de alimentos que forman parte de la dieta mediterránea. Introducir en tu alimentación más productos frescos y naturales como frutas y verduras es la clave esencial para esta dieta, ya que son ricas en vitaminas y minerales que aportan nutrientes esenciales antes de concebir. Por ejemplo, vegetales como las espinacas o los espárragos son altos en vitamina B y folatos. Consumir alimentos ricos en folato antes y durante el embarazo puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento en el tubo neuronal, como la espina bífida.

Los ácidos grasos Omega- 3 es un nutriente esencial que contribuye a mantener la ovulación, a favorecer la implantación del embrión e incluso a retrasar el envejecimiento de los ovarios. Este nutriente solo podemos obtenerlo a través de la dieta y lo encontramos en el pescado azul, mariscos y en los frutos secos. Además, el omega-3 también es importante para el desarrollo del cerebro y los ojos del bebé. Desde Fertilab recomendamos tomarlo antes de la concepción y mantenerlo durante todo el embarazo.

Por otro lado, es fundamental asegurarse un buen aporte de hierro. Las mujeres embarazadas necesitan el doble de hierro del que necesitaban antes del embarazo, por lo tanto incluir en tu dieta alimentos ricos en este nutriente como la carne roja, el pollo y marisco de concha, influirá beneficiosamente tanto a la hora de concebir como durante el embarazo.

Leave a Reply

Solicite información