Efectos perjudiciales del tabaco en la fertilidad - Fertilab

Efectos perjudiciales del tabaco en la fertilidad

tabaco perjudicial fertilidad

Muchas personas conocen los graves efectos que produce el tabaco en la salud, sin embargo, algunos no saben lo perjudicial que puede llegar a ser para la fertilidad. Numerosos estudios han confirmado que el tabaco es uno de los grandes factores externos que más puede repercutir en la salud reproductiva tanto de hombres como de mujeres. Si tú y tu pareja estáis buscando tener un bebé y sois fumadores activos, es recomendable que os empecéis a plantear despediros del tabaco si queréis preservar la fertilidad y no encontrar posibles problemas durante el embarazo.

Pero no solo es perjudicial para aquellos que fuman, también lo es para que aquellas mujeres que están expuestas al tabaquismo pasivo durante el embarazo, aumentando un 11% el riesgo de sus bebés a desarrollar problemas respiratorios.

El tabaco y la fertilidad femenina. Cuando fumas, 4.000 sustancias químicas se reparten por todo el cuerpo incluyendo toxinas y carcinógenos peligrosos. La consecuencia de esto es que empiezan aparecer problemas de ovulación, daño en los órganos reproductores de las mujeres, dificultad en quedarse embarazada y en muchas ocasiones, el tabaco puede provocar abortos involuntarios y embarazos ectópico.

Además, aquellas sustancias químicas que están presentes en el humo del cigarro, aceleran la pérdida de óvulos, causando menopausia prematura, entre 1 y 4 años antes de lo previsto normalmente.

El tabaco y la fertilidad masculina. Fumar no solo afecta a la fertilidad de la mujer, el tabaco también puede causar consecuencias negativas a la calidad de esperma del hombre. Además, la nicotina y algunas sustancias tóxicas que se encuentran en los cigarros hacen que el  ADN del espermatozoide quede fragmentado provocando lesiones importantes en el material genético del esperma y dificultando la fecundación.

Riesgos del tabaco para el bebé. Las mujeres que fuman durante todo el periodo del embarazo no solo está poniendo en peligro su propia salud, sino que también puede provocar graves trastornos a su bebé. A través de la placenta, la nicotina llega al feto quien la absorbe como cualquier otro alimento más. A este fenómeno se le puede conocer como tabaquismo pasivo in útero. El monóxido de carbono del humo de los cigarros recorre la sangre del bebé e impide que éste obtenga una parte del oxígeno que necesita. Esto puede hacer que el pequeño sufra una disminución del tamaño y del perímetro del cráneo, además del riesgo de dar a luz a un bebé que pese menos de 2,5 kg.

El grave problema de que un bebé nazca con tan poco peso puede experimentar complicaciones cuando sean mayores. Además, hay un alto porcentaje de riesgo de muerte súbita de un bebé si la madre fuma durante el embarazo o después del nacimiento.

Leave a Reply

Solicite información