El impacto psicológico de la fertilidad - Fertilab

El impacto psicológico de la fertilidad

Nos hemos acostumbrado a hablar de la infertilidad en términos generales. Sin embargo, para entender mejor este término es necesario cambiar la perspectiva y referirse a las personas concretas y a sus historias particulares. Cada caso es diferente y así debe ser abordado el diagnóstico. Lo que es evidente es que la infertilidad supone un antes y un después en la vida de la persona. Desde sorpresa a decepción o incluso impotencia y frustración, estos son solo algunos de los sentimientos que se cruzan por el camino. Y es que algo tan natural como el hecho de concebir una vida y que, además, forma parte de la evolución humana, de repente se quiebra.

Aún así: hay algo que todos los casos tienen en común: el impacto psicológico. En las parejas, independientemente de en quién resida la disfuncionalidad orgánica, la situación se convierte en un problema de ambos. Si concebir un hijo era un sueño compartido, también lo es el impacto psicológico de la fertilidad.

Enfrentarse a esta situación desde todos los ámbitos, incluso el psicológico, es clave para superar uno de los episodios vitales más estresantes y significativos, por detrás de la muerte de la pareja, el divorcio o el aborto. El psicólogo es una de las figuras de apoyo que debe acompañar a las personas que asisten a los centros de Reproducción Asistida. Gracias a su intervención, se pueden obtener herramientas de prevención y adquirir nuevas estrategias para hacer esta etapa lo más llevadera posible.

En Fertilab realizamos un estudio psicológico preventivo en el que nos planteamos los siguientes objetivos:

  • Detectar posibles dudas o dificultades que se pueden presentar al inicio del proceso.
  • Conocer y revisar los recursos adaptativos individuales de cada persona.
  • Valorar, coordinar los datos y promover la toma de decisiones iniciales.
  • Delimitar el resto de áreas de la vida del paciente que pueden interferir en el proceso emocional a lo largo del tratamiento.

El impacto es emocional pero también social, físico e incluso económico. Muchas parejas se sienten desorientadas, aplazan otros proyectos que tenían previstos y se aíslan de su entorno más cercano para evitar tratar el tema en público.

En las sesiones con el psicológo, se trabaja el concepto de imagen personal para que no se vea devaluado. En este sentido, él nos ayudará a evitar la baja autoestima, los sentimientos de inferioridad o las críticas respecto a nuestra capacidad para ser padres. Porque si algo no se debe perder durante el camino es precisamente la ilusión por el embarazo.

Durante las últimas décadas, los avances en la reproducción asistida no han dejado de evolucionar. Paralelamente, también lo han hecho los estudios que analizan el impacto psicológico de la infertilidad pero que que concluyen que este impacto vital no tiene porque convertirse en una crisis crónica.

Leave a Reply

Solicite información