Entre tu bebé y tu: el tacto - Fertilab

Entre tu bebé y tu: el tacto

By 7 Junio, 2016 Tu embarazo No Comments

¿Sabías que el sentido del tacto empieza a desarrollarse durante el embarazo? En concreto, a las siete u ocho semanas después de la concepción. Antes de nacer, el bebé ya utiliza sus manos para tocar su cuerpo e incluso lo que se encuentra en el útero, como el cordón umbilical.

Confiesa. Seguro que estás deseando tocarlo. Notarlo. Sentirlo. Las primeras caricias que le dedicarás a tu bebé serán también las primeras palabras que le regalarás. Porque el tacto es una forma de expresarse, de hablar y comunicarse. Es el mejor punto de partida para una vida en común.

Mientras que la vista, el oído, el gusto y el olfato aún están inmaduros cuando llegan al mundo, el sentido del tacto está completamente desarrollado. Por eso, nada más nacer, te recomendamos que lleves a tu bebé sobre tu pecho. Seguramente lo harías igualmente aunque no te lo recordáramos, ¿verdad? No es para menos. Os merecéis ese momento. Ese regalo de la naturaleza. Así, vuestro vínculo se reforzará. Él captará enseguida tu tacto y tu olor para no perderlo nunca más. A ti se te grabará ese instante. Hay escenas que duran para siempre y caricias que hablan por sí mismas.

La piel de un bebé es extremadamente sensible y delicada. Algunas partes aún lo son más, como por ejemplo su boca, sus mejillas, sus manos o la planta de sus pies. Observa sus reacciones. Su rostro. Sus actos reflejos. Te sorprenderá cada detalle. Descubrirás lo que le gusta, lo que le sienta bien. Le conocerás un poco más cada vez que pases por su piel. 

Porque una caricia es protección. Es calma. Es confianza. Vuestro vínculo a través de este sentido es más que necesario para tu pequeño. Las caricias son también la mejor forma de calmar y tranquilizarlo cuando está inquieto o llora. Además, numerosos estudios han demostrado que los masajes son buenos para los recién nacidos, incluso para los prematuros con bajo peso.

Pero los beneficios no son solo para ellos. Las madres y padres también salen ganando. Y es que el apego regula la presión sanguínea y los niveles hormonales. De hecho, una de las hormonas que más se libera es la oxitocina, asociada a las emociones.

Cuando tocas a tu bebé, le despiertas todos los sentidos

Además, estudios científicos han demostrado que el sentido del tacto favorece su desarrollo cerebral. Después de cada caricia, se crea una conexión entre sus células cerebrales que impulsa su aprendizaje.

Otros beneficios del tacto

  • Acelera el desarrollo del bebé.
  • Mejora su digestión.
  • Reduce el estrés.
  • Aumenta la sensación de bienestar.
  • Refuerza el sistema inmunológico.

Y hace posible los dulces sueños. No pienses si abrazas demasiado a tu bebé. Si lo coges más de lo normal. No hay nada estipulado. Déjate llevar. Acarícialo cuando lo necesites. Cuando quieras. Cuando creas. Y disfruta ese encuentro con su piel. En Fertilab queremos que vuestra primera cita, la primera de muchas, sea en la piel.  No es magia. Es el poder de las caricias.

Leave a Reply

Solicite información