La vitrificación: ser madre, pero más adelante - Fertilab

La vitrificación: ser madre, pero más adelante

Ser madre cuando la mujer lo considere oportuno y que, en ese momento, los óvulos propios conserven su calidad. Ahora es posible gracias a una de las técnicas mejor avaladas por las sociedades médicas: la vitrificación de óvulos. ¿Sabes en qué consiste?

En un primer momento, esta técnica se planteó como una opción de preservación de la fertilidad en mujeres que veían comprometida su reserva ovárica por tratamientos oncológicos o cirugías de ovarios. Fue en el año 2013 cuando La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva recomendó utilizar la vitrificación más allá del ámbito experimental. Desde entonces, se ha convertido en una opción más para ser madre con las máximas garantías en un futuro. Aplazar la maternidad y planificar el mejor momento ahora es posible para muchas mujeres.

¿Cómo se produce la vitrificación?

Vitrificar los óvulos o, lo que es lo mismo, someterlos a una congelación ultrarrápida en la que la temperatura puede alcanzar los -196°C.  El objetivo principal no solo es mantenerlos jóvenes sino también conservar sus cualidades hasta que llegue el momento de su fecundación. En esto consiste uno de los tratamientos más efectivos, cuyas tasas de supervivencia alcanzan, por cierto, el 90%.

Además, en un estudio realizado por la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, realizado en el año 2010, se concluyó que la tasa de embarazos en mujeres que habían recibido ovocitos vitrificados fue del 43,7% frente al 41,7% en el grupo de ovocitos frescos. En definitiva, la proporción de embriones de alta calidad fue similar en ambos grupos.

Pero, ¿qué tipo de mujeres optan por la vitrificación? ¿Qué características tienen? Lo cierto es que no hay un único perfil. Las mujeres suelen tener entre treinta y cuarenta años. Algunas con pareja. Otras sin ella. Pero eso sí, todas con la capacidad fértil lo suficientemente óptima como para preservarla. De hecho, cuanto antes consideren la opción de vitrificar sus óvulos, más posibilidades tendrán de cumplir su deseo de ser madres sin complicaciones más adelante.

Los expertos aconsejan esta técnica a mujeres que deben someterse a procesos de radio y quimioterapia pero cada vez son más las que lo hacen por otras razones, principalmente personales. Sea como fuere, posponer la maternidad ya es una realidad. Poco a poco, la sociedad se adapta a uno de los tratamientos más revolucionarios en los últimos años. De hecho, ni siquiera se planteó en la primera ley de reproducción asistida de España del año 1988.

A veces ocurre que la etapa más fértil de la mujer no coincide con el momento más adecuado para disfrutar de la maternidad. Vitrificar los óvulos se ha convertido en la alternativa para preservarlos y disponer de ellos cuando tome la decisión de ser madre. Porque tan importante es elegir cuándo como tener la seguridad de que todo irá bien. Y para eso, cuenta con nosotros.

Leave a Reply

Solicite información