El primer paso para una prueba de fertilidad masculina - Fertilab

El primer paso para una prueba de fertilidad masculina

Si habéis decidido que sería conveniente realizar una prueba de fertilidad, es importante que ambas partes de la pareja se sometan a ella para hacer un correcto análisis de la situación. Por ello, tanto mujeres como hombres deben realizar un test de fertilidad para asegurarse de que todo está correcto y, de no ser así, empezar a buscar la mejor solución. Pero bajo ningún concepto se comenzará ningún tipo de tratamiento de fertilidad sin antes realizar dichas pruebas.

Cuando un hombre decide someterse a una prueba de fertilidad masculina, el primer paso que se ha de dar es la realización de un seminograma citomorfológico. El seminograma nos aporta la información necesaria sobre las expectativas de fecundidad, los posibles problemas y las patologías de los órganos genitales masculinos. Es un estudio básico y sencillo que sirve para orientar la investigación de una posible infertilidad masculina. Un análisis del semen que permite a los profesionales en andrología (fertilidad masculina) conocer el estado de los espermatozoides de la persona que se somete a la prueba. De esta manera se pueden conocer los niveles de:

  • Concentración: el número de espermatozoides presentes por mililitro.
  • Movilidad: la velocidad de movimiento y su capacidad de avanzar por las trompas de Falopio de la mujer y alcanzar el óvulo. Se diferencian tres tipos en función a su movilidad –de movilidad progresiva, no progresiva o inmóviles–.
  • Vitalidad: porcentaje de espermatozoides que se continúan vivos tras la eyaculación.
  • Forma: habiendo de presentar la forma que se considera como normal.

A partir de estos parámetros de medición se realizará el debido diagnóstico para establecer la existencia o no de algún tipo de patología. Si los resultados de la prueba de fertilidad se corresponden con los considerados normales, entonces estamos ante una normozoospermia. En caso de detectarse algún tipo de patología, esta puede deberse a que la concentración es menor a la debida, que el porcentaje de espermatozoides vivos es inferior o bien que existe una carencia de espermatozoides en el eyaculado. La patología más común se relaciona con la movilidad de estos, siendo menor a la que debería.

El seminograma debe de ser siempre el primer paso a dar en una prueba de fertilidad masculina. El primer paso para ayudar al paciente. Así que si estás pensando en someterte a una prueba de fertilidad masculina y quieres recibir más información, puedes acudir a nuestra clínica de fertilidad en Barcelona y te daremos toda la información que necesites.

Leave a Reply

Solicite información