Un beso robado, hoy y cada día. - Fertilab

Un beso robado, hoy y cada día.

By 5 Agosto, 2016 Las emociones No Comments
beso robado

El beso. De amistad y de madres a hijos. De felicidad y de apoyo. De complicidad y de amor. El beso de buenos días y de buenas noches. El beso con motivos y el beso porque sí. El primer beso y todos los que vienen después. El beso sin preparar y el beso más esperado. El beso que pides. El beso robado.

No es tan raro que también el beso haya sido revisado por los científicos para estudiar su importancia y sus beneficios en nuestra salud. Y, como no podía ser de otra forma, nos ha dejado buenas noticias. Investigadores de la Universidad de Washington han demostrado que los besos y otras muestras afectivas como las caricias mejoran el desarrollo afectivo del bebé. Además, aumentan el tamaño del hipocampo cerebral, un área que está relacionada con la aptitud para enfrentarse al estrés.

El cerebro del bebé se desarrolla un 90% durante los primeros tres años de vida. Todas las experiencias que se viven durante este periodo marcan las estructuras responsables de todo el funcionamiento emocional, conductual, social y fisiológico.

¿Qué beneficios tienen los besos para los bebés?

  • Fortalece la unión entre padres e hijos.
  • Nuestros bebés se sienten más felices. El cerebro de los más pequeños se inunda de las llamadas hormonas de la felicidad: la oxitocina y las endorfinas.
  • Mejor desarrollo emocional.
  • También favorece el desarrollo de su inteligencia.
  • Incrementa sus momentos de relajación.
  • Les aleja de las situaciones estresantes.

Un niño que crece entre besos entenderá, enseguida, lo importantes que son en nuestro día a día. Porque un beso no solo es un gesto. Es complicidad. Es comunicación. Es un lazo. Es ternura. Es felicidad.

Por cierto, ¿sabes cuándo aprenden ellos a dar besos? Aunque cada bebé es un mundo, los más pequeños de la casa suelen empezar a los 18 meses de edad.

Prepárate, pero para lo bueno. No digas que no te hemos avisado. Porque es entonces cuando ocurre. Cuando llega ese momento. Cuando te sorprenden. Cuando aparecen y sí, te roban un beso. Cuando no te lo esperas. Cuando te quedas sin palabras. Cuando lo único que te apetece es hacer tú lo mismo.

Leave a Reply

Solicite información