Actualmente, recomendamos consultar con un especialista tras pasar un año de relaciones sexuales sin protección y sin conseguir el embarazo. Hay diversos factores asociados que, por otra parte, aconsejarían iniciar el estudio a los 6 meses (edad de la mujer, anomalías menstruales, historia de patología pelviana, testicular o cirugías).

Consulta ginecológica

En la primera visita, elaboramos una historia clínica exhaustiva de la paciente y hacemos una exploración ginecológica y una ecografía vaginal que nos permite decidir qué pruebas complementarias son las más adecuadas para cada pareja.

Análisis sanguíneo

A partir de los datos recogidos en la historia clínica de cada paciente, decidimos cuales son las determinaciones de análisis más adecuadas para diagnosticar cada caso en particular.

Estas analíticas pueden incluir, desde las determinaciones hormonales basales realizadas entre el 2º i el 4º día del ciclo (como la FSH, LH y el estradiol), hasta estudios cromosómicos como el cariotipo. La Ley de reproducción asistida establece que cualquier pareja que inicia un tratamiento de este tipo, debe disponer de un estudio serológico de VIH, hepatitis B, hepatitis C y sífilis.

Ecografía ginecológica

La ecografía ginecológica es una técnica que nos permite estudiar los genitales internos, evaluando el útero, las trompas y los ovarios y también trabajar el diagnóstico de endometriosis. En reproducción asistida, contribuye a la valoración de la reserva ovárica y a la monitorización del crecimiento folicular. En los ciclos de fecundación in vitro, permite realizar, ecoguiadas, la punción folicular y la transferencia embrionaria.

Histerosalpingosonografía

La histerosalpingografía es un estudio que permite analizar la cavidad uterina y las trompas madiante la realización de una ecografía transvaginal.

Este estudio nos permite diagnosticar, por ejemplo, patologías uterinas (malformaciones, sinequias o adherencias, tumoraciones), patologías tubáricas (obstrucciones, estenosis, pólipos, hidrosalpinx) y adherencias peritoneales.

Histeroscopia

La histeroscopia es una técnica que nos permite visualizar el interior del útero (la cavidad uterina y el canal cervical). Se realiza siempre que haya algún indicio de patología uterina (pólipos, miomas o sinequias). También forma parte del estudio de infertilidad (abortos de repetición).

Laparoscopia

Es un procedimiento que nos permite visualizar el interior de la cavidad abdominal, incluidos los órganos genitales internos. Se realiza siempre con anestesia general y requiere un ingreso hospitalario de 12 a 24 horas.

CONTACTA CON FERTILAB

Para más información sobre el estudio de fertilidad, pide tu cita rellenando el formulario. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

He leído y acepto las condiciones legales*