Tu embarazo

Fertilidad femenina y edad.

  • Compartir
Datos gráficos del INE: Natalidad y fecundidad, Nupcialidad y Mortalidad.

Según los últimos estudios del INE (Instituto Nacional de Estadística de España) realizados en 2017 las mujeres postergan la maternidad a edades más avanzadas.

En este gráfico con datos de Natalidad y fecundidad, nupcialidad y mortalidad podemos ver que la media de edad en que las mujeres deciden ser madres ronda los 34-35 años.

Por lo general hay mucha falta de información respecto a la relación entre la edad y la fertilidad . Sin embargo, es  un aspecto relevante en la vida de cualquier mujer. Así que en este artículo nos disponemos a explicar la relación entre la fertilidad femenina y la edad.

Relación entre la fertilidad femenina y la edad.

Debemos saber que todas las mujeres nacemos con un número de óvulos determinado. Hay quienes nacen con más y quienes con menos. Cuando la mujer tiene su primera regla (aproximadamente a los 12 años) empieza a consumir este número finito de óvulos cada mes. Para que tengamos una idea, en la pubertad tenemos unos 500.000-300.000 ovocitos de los cuales aproximadamente se “gastan” unos 1.000 por ciclo. Cuando estos óvulos se consumen, desaparece la regla y la mujer inicia la menopausia (aproximadamente entre los 45-55 años).

Si bien la mujer es fértil desde su primera menstruación y puede serlo hasta justo antes de que su regla se marche, la edad biológica ideal para concebir es entre los 22 y los 30 años. Los embarazos adolescentes y tardíos son considerados de riesgo. Y después de los 35 años la posibilidad de aborto o de que el bebé tenga alguna enfermedad genética se incrementan de forma considerable. Esto ocurre porque con el paso del tiempo no solo se reduce el número de óvulos sino que también se pierde calidad. Los óvulos que quedan están «envejecidos», por lo que a más edad más dificultad para desarrollar un embrión sano.


Conciliar vida profesional y maternidad.

La vida moderna es complicada y para muchas mujeres el pensar en quedarse embarazada antes de los 30 años es casi imposible. A esas alturas justo acaban de terminar sus estudios o están ganando experiencia en el mercado laboral. Otras desean encontrar una pareja estable para poder emprender este proyecto. Con lo que la maternidad termina siendo un tema menos prioritario.

Pero que la maternidad sea pospuesta, no significa que sea menos importante. Es fundamental que antes de los 35 años las mujeres acudan a un ginecólogo y se informen sobre el estado de su fertilidad. Disponer de esta información con antelación les permitirá tomar decisiones más acertadas sobre su futuro reproductivo: cómo posponer la maternidad con tranquilidad, adelantar los planes de embarazo o incluso recurrir a técnicas de preservación de fertilidad.

Recent Posts