Tratamientos de fertilidad

Vitrificación de óvulos: el tratamiento para preservar tu fertilidad

0
  • Compartir

La capacidad de una mujer de conseguir quedarse embarazada se reduce notablemente a partir de los 35 años de edad. Sin embargo, las mujeres retrasan cada vez más el momento de ser madres.

¿Estás alrededor de los 30 y sientes que no es el momento de ser madre?, ¿padeces una enfermedad que te lo puede impedir en un futuro? La vitrificación de óvulos es el tratamiento idóneo para preservar tu fertilidad. Descubre en qué consiste. 

¿Cuál es la mejor edad para quedarse embarazada de forma natural?

El ritmo de vida de la sociedad actual es condicionante de la toma de muchas decisiones, y la maternidad es una de las más importantes.

Sin embargo, la capacidad de concebir requiere de una salud fértil y de una reserva ovárica de calidad, algo menos probable con el paso de los años. 

En términos de fertilidad, la mejor edad para quedar embarazada es entre los 20 y los 30 años de edad, pues es este el período en el que la mujer tiene óvulos de mejor calidad y en mayor número, aumentando así las posibilidades de que se produzca un embarazo.

La vitrificación de óvulos en pacientes con cáncer de mama

Además del hecho de intentar tener hijos cada vez más tarde, hay ciertas enfermedades que también afectan a la salud reproductiva.

Según los últimos datos recogidos por el Sistema Europeo de Información del Cáncer , en 2020 se diagnosticaron un total de 34.088 nuevos casos de cáncer de mama en España, siendo este tipo de tumor el más frecuente entre las mujeres en nuestro país. 

En este tipo de cánceres, los 45 es la edad considerada como factor de riesgo para desarrollar este cáncer pero en los últimos tiempos, ha aparecido de forma más temprana, en mujeres que tienen entre 25 y 45 años, una etapa en la que el embarazo es un proyecto de vida.

Además de hacer frente a uno de los momentos más difíciles de su vida, las mujeres que padecen cáncer de mama deben tomar una importante decisión relacionada con su maternidad.

Uno de los obstáculos de los tratamientos para combatir su enfermedad es la pérdida de la función reproductiva, de manera total o parcial, pues los fármacos que se recetan afectan a los ovarios. Así, algunos de los efectos indeseados son la menopausia o la reducción de la reserva ovárica

Ante esta situación, la medicina reproductiva ha abierto una puerta de par en par y ha desarrollado la eficacia de las técnicas de preservación de la fertilidad.

Los médicos deben ofrecer toda la información, de la forma más detallada posible, y decidir si existe o no la posibilidad de aplicarla. Y la mujer puede decidir entonces su vitrificar sus óvulos o no. 

¿Cómo preservar la fertilidad de la mujer? 

La vitrificación de óvulos es una técnica de congelación ultrarrápida de ovocitos que permite preservar parte de la reserva ovárica de la mujer.

Se trata de una alternativa ideal para preservar la fertilidad de la mujer. En los últimos años, ha habido muchos avances en esta técnica que cada vez se utiliza con más frecuencia. 

Cualquier mujer que lo desee puede someterse a un proceso de vitrificación de óvulos para retrasar la maternidad.

Aunque lo cierto es que, en sus orígenes, la vitrificación de óvulos se diseñó para preservar la fertilidad de las mujeres con cáncer. 

Es la técnica de conservación de óvulos maduros que mejores resultados ha mostrado hasta el momento, y a diferencia del proceso convencional de congelación, la vitrificación evita la formación de cristales dañinos a nivel intracelular.

El procedimiento de la vitrificación de óvulos  

La vitrificación de óvulos es un proceso sencillo, que se asimila a la fecundación in Vitro. El proceso a seguir es el siguiente. 

  • Estimulación hormonal: suele ser mayor que en la inseminación artificial, ya que trata de conseguir una mayor respuesta ovárica, y se prolonga durante unos 10 días. 
  • Recuperación de los óvulos de la paciente: es el momento de proceder a la recuperación de los óvulos tras la estimulación. 
  • Vitrificación de los óvulos: congelación ultra-rápida de los ovocitos obtenidos a -196º. Esta técnica mantiene los gametos inalterados indefinidamente, que se conservan en nitrógeno líquido. 
  • Mantenimiento en banco: en Fertilab Barcelona ofrecemos mantenimiento gratuito durante 4 años. 

Diferencia entre la vitrificación y congelación de óvulos

La diferencia entre ambas técnicas de reproducción asistida es el método con el que se realizan y los diferentes resultados que se obtienen con cada una.

Si bien, ambas mantienen a muy bajas temperaturas los ovocitos y los gametos se preservan hasta el momento que son requeridos, el proceso de congelación es lo que marca la diferencia entre ambas técnicas. 

La congelación es, de las dos técnicas, la primera en aparecer. Esta técnica ofrece buenos resultados con los espermatozoides, sin embargo se observa que en el caso de los óvulos y embriones la congelación puede deteriorar la estructura celular.

Por ello, la aparición de la técnica de vitrificación ha supuesto un gran avance en los tratamientos de fertilidad. 

A diferencia de la congelación tradicional, que enfría las células lentamente, la vitrificación lo hace de manera ultrarápida.

De esta manera se impide que se produzcan formaciones de hielo a partir del agua que contienen las células, evitando así que éstas puedan resultar dañadas.

¿Estás interesada en vitrificar tus óvulos? Si quieres recibir más información sobre este tratamiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

En Fertilab Barcelona contamos con los mejores profesionales y las técnicas más avanzadas para que puedas ser madre en el momento vital más adecuado para ti. 

Tú decides cuándo ser madre con tus mejores óvulos. 

Entradas Recientes

Dejar un comentario