Las emociones Archivos - Fertilab

Category Archives: Las emociones

Psicología perinatal antes, durante y después del embarazo

By | Las emociones | No Comments

Cuidarse en el embarazo va mucho más allá de los cuidados físicos. Llevar una dieta equilibrada, hacer actividad física, no fumar o no consumir bebidas alcohólicas son algunos de los consejos más habituales que se dan sobre cómo cuidarse en el embarazo. Olvidamos así una parte imprescindible de nuestra salud y nuestro bienestar como es la parte psicológica, la cual se trata mediante la psicología perinatal. Hace unos días hablábamos sobre cómo puede afectar al feto que la madre atraviese una situación de ansiedad durante el embarazo.

Por tanto, dentro de los consejos sobre cómo cuidarse en el embarazo consideramos que es muy importante la presencia de un coach-psicólogo que asesore y escuche a la futura madre, evitando la generación de preocupaciones y situaciones de ansiedad. Este asesoramiento, que abarca desde la concepción del bebé hasta el posparto se conoce con el nombre de psicología perinatal. Ésta abarca mucho más que los nueve meses de embarazo, pues también se lleva a cabo en los momentos previos. Durante los tratamientos de fertilidad, la figura de un coach-psicólogo ayuda a la pareja a mantener la motivación y el autoestima, así como a evitar posibles conflictos entre la pareja debido a la presión a la que ambos se someten.

Los beneficios de la psicología perinatal

En Fertilab contamos con coach-psicólogos profesionales para ofrecer un servicio de psicología perinatal porque creemos en la necesidad de acompañar a las personas desde los momentos previos a concebir un hijo hasta los meses posteriores al nacimiento del niño o niña. Todo este tiempo se presenta para la pareja como una época llena de cambios y de emociones, lo que los hace más sensibles psicológicamente. Ante la posible aparición de problemas o complicaciones, es conveniente contar con apoyo psicológico para asegurarnos de nuestro bienestar.

La presencia de un coach-psicólogo aporta los siguientes beneficios:

  • Enseña a la pareja a gestionar la incertidumbre y fomentar la constancia, motivación y determinación durante el proceso.
  • Interviene y ayuda a afrontar los conflictos que puedan surgir con la pareja u otros miembros de la familia debido al estrés.
  • Enseña a la pareja a convivir con los miedos, inseguridades, dudas y con todas las emociones que puedan surgir durante el proceso.
  • Ayuda a afrontar de manera efectiva la presión social y el efecto perjudicial que pueden ejercer los diferentes círculos familiares o de amistades
  • Pone a disposición de la pareja las herramientas necesarias para aprender a relajarse y eliminar tensiones. La utilización de técnicas de relajación, respiración y meditación favorece la gestación.
  • Reforzar la autoestima y el sentimiento de valía personal.

De esta manera, la psicología perinatal ayuda a la pareja a establecer relaciones más sanas y fomenta el pensamiento en positivo, evitando así posibles complicaciones o preocupaciones que acostumbran a aparecer durante este largo periodo de tiempo, abarcando también posibles casos de depresión puerperal –más comúnmente conocida con el nombre de depresión posparto–. En una etapa de tantos cambios, tanto físicos –en el caso de la madre– como psicológicos, es importante que los padres mantengan la seguridad en sí mismos y un correcto estado de salud mental. Siendo así, tanto el proceso de fertilidad como el embarazo será mucho más agradable y sencillo para ambos.

lamercedelosmaspequenos

La Mercè de los más pequeños

By | Las emociones | No Comments

Barcelona sonríe. Sonríe más que nunca desde ayer y hasta el próximo 25 de septiembre. Sus calles llevaban meses esperando que llegara, por fin, una de las fechas más especiales. La Mercè 2016 son días de fiesta para todos pero especialmente, son días de alegría, de magia, de vida. ¿Cómo vas a disfrutar tú de ellos?

En Fertilab, nos sentimos orgullosos de haber desarrollado nuestra carrera en esta ciudad y de haber creado uno de los centros de reproducción asistida con más prestigio a nivel internacional. Así que hoy, nosotros también sonreímos como Barcelona y, de paso, te invitamos a vivir esta fiesta desde dentro, para sentir el espíritu de la Mercè como nunca.

Si tienes hijos, seguro que quieres compartir con ellos estas fechas tan especiales. En este artículo te proponemos algunas actividades para vivir a su lado pero ya te avanzamos que hay muchas más. Lo mejor que puedes hacer es escoger con ellos los sitios a los que les gustaría ir.

  • Food Trucks. Las caravanas con más personalidad se han propuesto despertar el apetito y a tus hijos, les encantará poder comer o cenar al aire libre. En el programa podrás localizar dónde se encuentran aparcadas durante estos días estas cocinas con ruedas.
  • Proyecciones en el ayuntamiento: Colorama. Para que se queden sin palabras mientras no quitan ojo al espectáculo visual de la fachada del ayuntamiento. Xambanga de gegants. Si hay algo que les gusta a los niños son estos personajes altos y entrañables que también estarán presentes en esta fiesta.
  • Cavalcada de la Mercè. Es uno de los actos centrales que llenará las calles de luz, animación, diversión, música…

Y además,

  • Toc de Fusta, se trata de una colección de juegos de madera que divertirá tanto a los más pequeños como a los más grandes.
  • Espectáculos itinerantes como el que ofrece la compañía Les Touristes. Recorrerán las calles de Barcelona mientras sus títeres nos cuentan miles de historias. ¡Sígueles la pista!
  • Le Montfort Théâtre nos sorprende con una espectacular puesta en escena. Es más que un circo. Es poesía visual donde las nubes tienen mucho que decir.
  • Petits Conductors. Aunque tus hijos no tengan licencia para conducir, seguro que no les faltan ganas de aprender a circular por la ciudad. En este recorrido que ha creado la Guardia Urbana aprenderán las normas cívicas más básicas de la forma más divertida.
  • Y por cierto, muchos museos abren sus puertas y organizan distintas actividades para realizar en familia.

Domingo 25 septiembre

El Piromusical Porque La Mercè no sería lo mismo sin este acto, uno de los más esperados. Vivirlo en familia merece la pena.

Decir adiós a esta fiesta cuesta así que lo que haremos, será cambiarlo por un hasta pronto y, mientras tanto, disfrutarlo con los más pequeños.

Para que no pierdas detalle, te dejamos el programa oficial, así tendrás toda la información de los actos que ya se están celebrando en Barcelona.

Desde Fertilab,

¡feliz Mercè 2016!

tratamiento de fertilidad

El tratamiento de fertilidad y sus dudas: ¿se lo debería contar?

By | Las emociones | No Comments

Tener cerca un psicólogo durante el tratamiento de fertilidad es fundamental para vivirlo de un modo más sano y adaptativo. Ante una situación desconocida y nueva que, al principio, asusta y nos plantea muchas dudas, un coach nos enseña a gestionar las diferentes emociones que se despiertan por el camino. Rabia, angustia, apatía, miedo, desilusión…¿te suenan estas emociones?

No es fácil enfrentarse a esta nueva etapa con tanta incertidumbre. ¿Qué va a ocurrir a partir de ahora? ¿Realmente me podré quedarme embarazada? Los psicólogos recomiendan aceptar la realidad desde el principio con la mayor naturalidad posible porque solo así puede encontrarse la motivación y la constancia que nos ayudarán a seguir adelante. Ahora, más que nunca, no tener las herramientas necesarias para eliminar tensiones no es el problema. Y es que precisamente, el psicólogo será el encargado de ofrecértelas y compartir contigo consejos y recomendaciones para reforzar la autoestima y el sentimiento de valía personal.

Pero, incluso cuando todo sale bien y por fin tienes a tu bebé en brazos, es normal seguir haciéndote preguntas. Le verás crecer, le verás sonreír. Le enseñarás a caminar y a levantarse cuando tropiece. Le explicarás que no está permitido rendirse entre otras cosas porque tú, no lo has hecho. Pero, quizá, en alguno de esos momentos, se te planteará una duda: ¿se lo debería contar? ¿Cómo lo hago? ¿Qué palabras utilizo? ¿Cómo reaccionará?

No existe una única forma de explicar a tu hijo que ha llegado al mundo a través de un método de reproducción asistida. Tampoco hay estudios que certifiquen cuando es el mejor momento. Son muchos los padres que tienen miedo de las reacciones de sus hijos y evitan contarlo. Ese es el mayor freno. Otros, sin embargo, apuestan por la verdad porque creen que se merecen saberlo. En ese caso, ¿cuándo es mejor? La ventaja de hacerlo pronto es que él lo verá como algo normal. Si se retrasa demasiado, puede entender que se ha quedado al margen. ¿Qué harías tú?

El vacío legal que existe en España para este asunto, concede libertad absoluta a los progenitores. Solo ellos pueden decidir qué hacer al respecto y, en cualquier caso, siempre se deberá respetar. Sin embargo, sí queremos añadir algunas observaciones:

  • Cada pareja debe decidir cuándo es el momento más oportuno. Y para ello, tendrá a su alcance muchos recursos. Si decides hacerlo en la infancia, confía en la literatura y en su universo de cuentos que tratan este tema con naturalidad y mucha magia.
  • Y es que aunque pueda parecer lo contrario, los niños son capaces de asimilar información de este tipo. Los psicólogos recomiendan que haya una educación sobre lo que supone un tratamiento de fertilidad. Si finalmente decidís explicarle sus orígenes, él lo entenderá mucho más rápido.
  • Es importante que no perciba tu ansiedad. Trata el tema de una forma natural. No importa el cómo sino el qué. Al final, lo importante es que estáis juntos. Que lo habéis conseguido.
  • Y recuerda, el psicólogo será un refuerzo que estará a tu lado cuando te hagas preguntas o necesites más información para tratar este asunto.

Nosotros, sin ir más lejos, si hemos estado contigo al principio también te acompañaremos cuando tengas dudas.

beso robado

Un beso robado, hoy y cada día.

By | Las emociones | No Comments

El beso. De amistad y de madres a hijos. De felicidad y de apoyo. De complicidad y de amor. El beso de buenos días y de buenas noches. El beso con motivos y el beso porque sí. El primer beso y todos los que vienen después. El beso sin preparar y el beso más esperado. El beso que pides. El beso robado.

No es tan raro que también el beso haya sido revisado por los científicos para estudiar su importancia y sus beneficios en nuestra salud. Y, como no podía ser de otra forma, nos ha dejado buenas noticias. Investigadores de la Universidad de Washington han demostrado que los besos y otras muestras afectivas como las caricias mejoran el desarrollo afectivo del bebé. Además, aumentan el tamaño del hipocampo cerebral, un área que está relacionada con la aptitud para enfrentarse al estrés.

El cerebro del bebé se desarrolla un 90% durante los primeros tres años de vida. Todas las experiencias que se viven durante este periodo marcan las estructuras responsables de todo el funcionamiento emocional, conductual, social y fisiológico.

¿Qué beneficios tienen los besos para los bebés?

  • Fortalece la unión entre padres e hijos.
  • Nuestros bebés se sienten más felices. El cerebro de los más pequeños se inunda de las llamadas hormonas de la felicidad: la oxitocina y las endorfinas.
  • Mejor desarrollo emocional.
  • También favorece el desarrollo de su inteligencia.
  • Incrementa sus momentos de relajación.
  • Les aleja de las situaciones estresantes.

Un niño que crece entre besos entenderá, enseguida, lo importantes que son en nuestro día a día. Porque un beso no solo es un gesto. Es complicidad. Es comunicación. Es un lazo. Es ternura. Es felicidad.

Por cierto, ¿sabes cuándo aprenden ellos a dar besos? Aunque cada bebé es un mundo, los más pequeños de la casa suelen empezar a los 18 meses de edad.

Prepárate, pero para lo bueno. No digas que no te hemos avisado. Porque es entonces cuando ocurre. Cuando llega ese momento. Cuando te sorprenden. Cuando aparecen y sí, te roban un beso. Cuando no te lo esperas. Cuando te quedas sin palabras. Cuando lo único que te apetece es hacer tú lo mismo.

La infertilidad, en un libro

By | Las emociones | No Comments

Hacerse preguntas. No saber qué va a pasar. Sentir algunos temores. Dudar entre qué pasos seguir. Qué dirección tomar. Quizá te suena esta escena y te has visto reflejada en ella. Suele ocurrir cuando se escucha por primera vez la palabra infertilidad. Como tú, muchas otras personas también la han vivido. Y algunas, incluso, han escrito sobre este momento. Los testimonios personales suelen darnos una visión más cercana porque nos sentimos identificados. Por eso, los libros sobre la infertilidad que podemos encontrar en las librerías, hacen más fácil este camino. Hoy, en el blog de Fertilab, hemos recopilado tres títulos que pueden acompañarte durante tu tratamiento de reproducción asistida. Porque nunca está de más saber que te entienden y que no eres la única que pasas por esta situación.

In Vitro. No se lo cuentes a nadie es el primero de los libros que te presentamos. Escrito por Maria Coll, destaca por su claridad y sencillez narrativa. Sus páginas reflejan las situaciones que viven las parejas que se someten a un tratamiento de fertilidad. Teresa, su protagonista, es quien pone voz a esta historia, siempre inspirándose en el entusiasmo y la ilusión para seguir adelante. Un porcentaje de cada libro vendido se destinará a aquellas mujeres que no tienen recursos para ser mamás. Además, cuenta con muy buenas reseñas y comentarios positivos. Los lectores valoran especialmente el estilo natural con el que se cuenta la historia, sensible y cercana. 

Si algo nos gusta en Fertilab es comprobar que hay muchas familias y todas, diferentes. Rosa Maestro ilustra en su libro Nora y Zoe, dos mamás para un bebé, uno de esos modelos en los que dos mujeres se quieren y deciden tener un hijo. Ilustraciones mágicas, colores y mensajes cargados de sentimientos para explicar esta situación con la naturalidad que se merece. Para ello, apuesta por un estilo sencillo y claro, que los niños pueden entender sin dificultad. Su autora es la fundadora de la web Masola, que vela por la diversidad familiar y ha publicado otros cuentos como "Cloe quiere ser mamá".

El deseo de ser madre es nuestra última propuesta. El libro de Ana Gimeno es un recorrido por todas las fases que vive una mujer desde que decide iniciar un tratamiento de fertilidad porque por el corazón se le pasa este deseo. ¿Qué opciones tiene? ¿Qué ocurre si no consigue quedarse embarazada? ¿Y si al fin llega el bebé?  Preguntas, temores y emociones aparecen en estas páginas para reflejar la realidad de muchas personas. La autora, periodista y madre tras haberse sometido a una fecundación in vitro, explica y analiza con rigor y objetividad el mundo de la infertilidad desde dentro. El deseo de ser madre es información pero también sensaciones. Es comprensión y apoyo. También explica los derechos que amparan actualmente a las personas que optan por esta solución y cuál es la situación de la asistencia médica tanto en la sanidad pública como en la privada. El deseo de ser madre es una guía imprescindible, práctica, médica y psicológica, para las personas que están buscando un embarazo sin lograrlo. 

Tres libros. Tres maneras de dar más visibilidad a las técnicas de reproducción asistida. Porque son una realidad. Porque son una oportunidad. ¿Cuál vas a leer tú? ¿Nos recomiendas alguno?

Lo que no está permitido

By | Las emociones | No Comments

Definitivamente, no. No está permitido rendirse. Ahora no. Seguro que no tenéis motivos para hacerlo y, sin embargo, os sobran razones para seguir. Porque hace mucho que esperáis ese momento. Porque lo habéis intentado antes y aún se puede continuar. Porque nunca es tarde para dar un nuevo paso. Porque hay una oportunidad para vosotros. Porque vuestra ilusión puede más.

No está permitido rendirse porque la infertilidad no es la última respuesta. Ni siquiera la penúltima. Porque como vosotros, hay otras parejas y personas que han vivido la misma situación. Que conocen vuestras emociones. Que saben lo que estáis sintiendo. Que os entienden y que, se sienten identificados con vuestras dudas y miedos. Ellos son los que después de haberlo conseguido, os dirán lo mismo: no está permitido rendirse. Ahora no. No os precipitéis.

Porque no sois los únicos, aunque a veces parezca todo lo contrario. En el mundo, entre 35 y 70 millones de parejas tienen problemas de fertilidad. Además, cada año nace una media de 90.000 niños en Europa gracias a los tratamientos de reproducción asistida. En nuestro país, los bebés nacidos en el año 2014 superan los 25.000, según los datos adelantados por la Sociedad Nacional de Fertilidad (SEF), encargada del registro oficial. ¿Lo veis? Esa cifra puede seguir creciendo. Aún hay muchas familias por nacer. La vuestra.

Por eso no está permitido rendirse. Es mejor borrar esa palabra y escribir un nuevo capítulo. Con nosotros. Porque tenemos un equipo formado por ginecólogos, andrólogos, psicólogos, embriólogos, fisioterapeutas y expertos en terapias naturales. Porque estaremos pendientes de vosotros desde el primer momento. Porque trabajaremos para identificar vuestras causas de infertilidad y ofreceros un diagnóstico personalizado.

Porque desde el primer día, os acompañaremos para que las dudas desaparezcan del camino. Las visitas no solo serán un encuentro médico. Programado. Frío. Serán, también, un lugar para escucharse y para hablar. Sobre todo, para comprenderos.

No está permitido rendirse porque no sois pacientes. Sois personas. Porque no hay culpables sino motivos.

Porque ya habéis sentido la emoción de ser padres desde hace tiempo. Y no se apaga. Al contrario, cada día está más encendida.

Porque lo mejor está por llegar. Porque os imagináis cómo serán sus ojos. Su piel. Sus manos. Cómo será el primer encuentro. Porque rendirse ahora sería la peor forma de seguir.

Porque aún os queda dar una buena noticia aunque no sabéis ni cómo lo haréis. Seguramente os quedaréis en blanco. Las palabras, a veces, están de más.

No está permitido rendirse porque, en el fondo, nadie os hará cambiar de opinión. Estáis seguros de lo que queréis. Queréis ser una familia.

Porque el camino acaba de empezar. Porque es mucho más que un embarazo. Es una nueva vida.

Y sobre todo, porque solo se rinden los que no están dispuestos a cumplir su sueño. Y seguro que no sois vosotros.

¿Por qué lo has hecho?

By | Las emociones | No Comments

En algún lugar, una mujer que ha sido madre…

“No sé quién es ella. Ni cómo es. Ni porqué lo ha hecho. No sé porqué tomó esa decisión. Si fue algo que pensó demasiado. ¿Era la primera vez? ¿Qué sintió? ¿Qué estará haciendo ahora? ¿Se lo dijo a alguien? Me gustaría saber si piensa en mí. Y en ti. Ahora que te has quedado dormido, tengo tiempo para pensarlo. Tal vez, también ella se pregunta cómo ha ido todo. No sé si sabe lo que ha conseguido.  Lo que ha hecho posible. Lo que me ha regalado.

Estuve años intentando ser madre. Luchando. Persiguiendo. Buscándo(te). Te hiciste rogar. En cada respuesta negativa, tenía que escoger entre rendirme o volver a empezar. Finalmente, decidí someterme a un tratamiento de fertilidad. No sabía qué iba a pasar. Ni cómo iba a sentirme. Tenía muchas preguntas y miedos pero te prometo que, cuando pensaba en ti, las ilusiones podían más.

Escogí mi clínica de fertilidad. Me explicaron el tratamiento. Me tranquilicé. Respiré a fondo. Confiaba en el equipo médico. Fue un vínculo que se creó desde el principio. Al cabo de unos meses, me llamaron y me asignaron a una donante. Y ahí, justo ahí, empezó todo. Todo eres tú.

Sé que ella y yo no nos conoceremos. Pero eso no significa que no pueda darle las gracias cada día. Por cierto, algunas amigas me preguntan porque escogí este tratamiento de fertilidad y yo entonces les digo…”

Y una chica que ha sido donante…

“¿Habrá sido niño o niña? ¿Habrá nacido ya? ¿Y dónde? ¿Cómo estará la madre? ¿Qué estarán haciendo? Lo único que espero es que todo haya salido bien. Con eso me conformo.  Todo empezó cuando conocí a una mujer que había tenido problemas para quedarse embarazada. Me contó sus intentos. Sus miedos. Sus reflexiones. Pero por suerte, también me explicó cómo lo consiguió. Fue gracias a la ovodonación. O mejor dicho, a una chica que tuvo el don de devolverle la ilusión.

En ese momento, descubrí la importancia de la donación para ellas, para todas esas mujeres que quieren ser madres y no pueden. Fue entonces cuando decidí que yo quería formar parte de esas historias. Yo misma he escrito la mía con otra mujer. En realidad, la hemos escrito entre las dos. Y no me canso de leerla, aunque solo sea mi parte.

No llegaremos a conocernos pero no hace falta. Lo importante es que he sido donante. Que ella se habrá quedado embarazada. Que un sueño se habrá cumplido. Me quedo con eso. Eso es para siempre. Por cierto, algunas amigas me piden motivos para hacerlo y yo entonces les digo…”

Por una vida. Las dos, la mamá y la donante, siempre responden con esas palabras. Porque no hay mejor título para su historia.

Los estigmas de la infertilidad

By | Las emociones | No Comments

Como señala La Sociedad Española de Fertilidad, la importancia de los temas de reproducción se hace cada vez más evidente. Los problemas de esterilidad e infertilidad generan interés porque determinan la evolución demográfica del país. Mientras la medicina avanza hacia las técnicas más punteras y los mejores resultados, los testimonios personales se van abriendo paso para dejar de ser un tema tabú e invisible. Y es que si hay algo en lo que están de acuerdo las personas que sufren infertilidad es que su vida cambia completamente. Durante el tratamiento, es habitual sentir el impacto psicológico de las técnicas de reproducción asistida pero también de los estigmas sociales que se cruzan por el camino.

Aún existe la falsa creencia que relaciona la imposibilidad de concebir con la disfunción sexual.

Siempre se ha asociado la mujer con la figura de la madre y el útero, como símbolo de la reproducción. La maternidad ha sido planteada como el objetivo del género femenino. Así pues, no conseguirlo supone romper el arquetipo tradicional. Por eso, las mujeres con infertilidad sienten un malestar superior al de los hombres y consideran que el fracaso lleva su nombre.

Ellos, por su parte, también sufren las consecuencias. La paternidad siempre se ha considerado uno de los ejes claves de la masculinidad. Ese es su rol. Cuando no se consigue, el concepto de familia se desestabiliza porque no se aseguran los lazos ni la continuidad. La presión individual de los hombres aumenta aunque si por algo se caracterizan es por no querer contar sus emociones, sobre todo en público. En los casos más extremos, no terminan de aceptar la idea de ir a la consulta ni siquiera con su pareja, una de las recomendaciones de los expertos.

Los estigmas sociales no permiten entender a fondo en qué consiste la infertilidad ni el dolor personal que crea. La situación es peor en países que se encuentran en vías de desarrollo. Viajamos, por ejemplo, hasta la África Subsahariana. Allí, la falta de hijos es uno de los estigmas que más persigue a las mujeres infértiles. Y es que su rol no es otro que el de formar una familia numerosa. Esa es la única forma de ser aceptadas socialmente. En caso contrario, la discriminación y la  exclusión se convierten en su realidad.

Un estudio realizado por la Universidad de Brown y publicado en la revista Social Science and Medicine, señala que en países como Nigeria, se les llega a prohibir su participación en algunas actividades públicas.

Además, los estigmas de la infertilidad impactan de forma diferente en cada persona, en función de los mecanismos para enfrentarse a situaciones adversas. Hay quiénes son capaces de superarlos pero en su mayoría, es necesario el apoyo psicológico en el inicio, durante y después del tratamiento. Por eso, en nuestra clínica consideramos que la figura del terapeuta, como la de otros profesionales, es imprescindible en momentos de crisis emocional y, en definitiva, para vivir el proceso de una manera más sana y adaptativa.

La buena noticia es que la medicina reproductiva es una de las que más ha avanzado en las últimas décadas. Y afortunadamente, así seguirá haciéndolo. Frenar las falsas creencias de la infertilidad es, sin embargo, nuestra tarea pendiente. Aún estamos a tiempo para borrarlas y dejar el camino despejado. Básicamente porque la ilusión por la vida es más importante.

La infertilidad, en primera persona

By | Las emociones | No Comments

Escribe en primera persona. Sabe de lo que habla. Antes que sus palabras, fueron sus vivencias. No enseña. Comparte. Lo que ha aprendido. Lo que ha luchado. Lo que ha sentido. No es psicóloga. Es una mujer con una historia que contar. Todo empezó en enero de 2004. Eva María Bernal tenía un sueño. Tenía claro que podía lograrlo. Tenía ganas de intentarlo. Y ahora, después de doce años, lo que tiene son tres razones. Tres nombres. Tres hijos, todos nacidos por reproducción asistida. Ahora lo que tiene es una familia. La suya.

Se presenta a sí misma sin tapujos. Sin miedos. Cuatro clínicas de fertilidad en ciudades distintas. Cuatro abortos. Tres hijos. Unos seis tratamientos de media por cada uno. Y sobre todo, la firme determinación de que ella sí iba a conseguirlo. ¿Qué hubiera ocurrido si no hubiera pensado así? ¿Habría cambiado algo? ¿Se habría rendido antes?

Eva María ya se ha visto cara a cara con la infertilidad. La conoce tanto que podría hablar en su nombre. Y es que durante el camino, se ha cruzado con las puertas cerradas. Las preguntas sin respuesta. Los vacíos. Los silencios. La incertidumbre. Se ha encontrado con los obstáculos: los que podía intuir, los que le habían contado o incluso los que nunca llegó a imaginarse. Pero como ocurre en muchos otros ámbitos de la vida, intentarlo era el primer paso para superarlos. De hecho, era el único si quería conseguirlo.

Su historia se llenó de puntos y seguidos. Cuando algo no iba bien, escribía uno y continuaba hacia delante. Y buscaba. Y volvía. Y no se rendía. Hasta que por fin, llegó ese momento que tanto había deseado. Eva María estrenó el sentimiento de mamá. La vida le cambió. Para ella también había una oportunidad. Ni siquiera entonces decidió escribir un punto y final y guardar la historia en un cajón. Menos mal. Primero fue su blog. Y a partir de ahí, todo lo demás. Charlas, entrevistas, talleres de reproducción asistida e incluso libros. Si hay algo que caracteriza a Eva María es su cercanía. La confianza que inspira. La calma a la que invitan sus ojos después de su historia.

Ha creado su familia pero también ha conseguido hacer realidad una comunidad de apoyo para los que que sufren infertilidad. En este lugar se habla el mismo idioma, se comparten dudas, se ponen palabras a los sentimientos. Se entienden los miedos y se compensan los silencios con las ilusiones. Personas de cualquier parte del mundo se notan cerca. Y menos solas.

no soy psicóloga, no soy coach, soy una persona con la experiencia suficiente para crear un entorno en el que las personas que están en reproducción asistida pasen este tiempo lo mejor posible, en compañía y asesorados de manera profesional y sobre todo, comprometida.”

Lo cierto es que las personas recurren a muchas y diversas fuentes de fertilidad para responder a sus preguntas. Las páginas de Internet especializadas se consideran las fuentes más útiles, incluso por delante de los medios de comunicación. Pero, los casos personales siguen despertando más confianza y credibilidad. Y sobre todo si los cuentan mujeres como Eva María.

Lo he pensado y sí.

By | Las emociones | No Comments

Lo he pensado y sí.

Sí quiero que me dejes sin palabras la primera vez que nos veamos.

Sí quiero que se escapen lágrimas de felicidad. Que las inspires tú.

Sí quiero despertarme cada mañana y mirarte a los ojos. Al principio no sabremos qué decirnos pero sé que nos entenderemos.

Sí quiero trasnochar y que las ojeras me recuerden a ti cada vez que me miro al espejo.

Lo he pensado y sí.

Sí quiero echarte de menos cuando no estoy a tu lado.

Sí quiero volver a casa después del trabajo y abrazarte. No se me ocurre otra forma de terminar el día.

Sí quiero hablar de ti constantemente. Que se acostumbre la gente. Te lo mereces.

Sí quiero saber a qué suena tu sonrisa. De qué color es. Lo bien que te queda.

Sí quiero conocer la ciudad contigo y contarte cuáles son mis rincones favoritos y enseñarte en qué cafetería me gusta pasar horas o en qué parque salgo a correr cuando necesito despejarme. Hay un banco en el que siempre es primavera. Te llevaré para que lo veas.

Sí quiero comprar para dos. Para ti y para mí. ¿Qué te gustará? ¿Sabré prepararlo? ¿Te llevarás bien con las frutas?

Sí quiero volver a leer cuentos. ¿Cuál será tu favorito? ¿Me lo pedirás cada noche?

Sí quiero llenar la casa de pañales, chupetes y biberones.

Sí quiero enseñarte a caminar pero sobre todo, a levantarte cada vez que tropieces. Tranquilo, nos pasa a todos. Mamá es el mejor ejemplo. Ya lo verás.

Sí quiero tener dudas pero sobre todo, ser valiente y tomar decisiones.

Sí quiero utilizar la primera persona del plural. Hablar de nosotros. Crear nuestra familia.

Sí quiero dejar de hablar en futuro y vivir más en presente.

Sí quiero que tu nombre sea mi palabra favorita.

Sí quiero apostar por esta nueva vida. Contigo.

Lo he pensado y sí. Sí a todo eso.

Lo he pensado tanto que ahora lo que quiero es sentirlo.

Nosotros también pensamos lo mismo que tú. Las dudas son normales antes de someterse a una inseminación artificial con banco de semen (IAD), pero si has tomado esta decisión, ponte en manos de un equipo profesional. Confía en Fertilab y dí si.

Solicite información