Estilo de vida saludable

Hábitos de vida que favorecen la fertilidad

  • Compartir

El Dr. Javier Ruiz, nos propone algunos hábitos de vida que favorecen la fertilidad

¿Por qué es importante preparar el embarazo?

En nuestra sociedad, tan exigente y donde impera siempre la prisa, tendemos a pensar que la preparación de un acontecimiento, es tiempo perdido. Sin embargo, el tiempo y el entusiasmo dedicado a la preparación de un proyecto es clave para determinar el éxito del mismo. Cuando el proyecto del que hablamos es el embarazo, esta disposición y planificación previa cobra una especial importancia. La etapa de preconcepción es el momento para prepararse tanto física como mentalmente y será necesario que los dos miembros de la pareja se impliquen en este proceso. ¡Se puede hacer mucho!

Algunos buenos hábitos de vida que favorecen la fertilidad

Algunos hábitos saludables y preventivos son importantes para favorecer la fertilidad. Os ofrecemos un par de consejos que pueden mejorar nuestra salud y nuestro día a día, así como nuestra fertilidad.

Control del peso corporal:

La mujer que quiere quedarse embarazada lo primero que debe controlar es el peso. El embarazo es  menos frecuente en mujeres con un Índice de Masa Corporal superior a 30 o inferior a 20. Por lo tanto, en estos casos, los consejos para modificar la dieta y aumentar el ejercicio físico con el fin de controlar el peso, son imprescindibles.

La obesidad está asociada con mayor riesgo de aborto espontáneo y de complicaciones obstétricas como hipertensión arterial, diabetes gestacional, tromboembolismo y complicaciones durante el parto.

El peso muy bajo aumenta el riesgo de aborto espontáneo y de retraso
en el crecimiento intrauterino.

En el varón también se asocia la obesidad y el sobrepeso a una baja calidad espermática y a problemas de fertilidad.

Suprimir tóxicos:

Tabaco, cafeína y drogas: El consumo de tabaco, cafeína y drogas puede reducir las probabilidades de concepción. Estos tóxicos son agentes oxidantes de las membranas plasmáticas celulares y tienen un impacto directo sobre la capacidad fértil de los gametos. Además, estrechan y endurecen los vasos sanguíneos, haciendo más lenta la circulación de la sangre hacia el útero, lo cual podría dificultar que el óvulo se implante en el útero.

Alcohol: La ingesta excesiva de alcohol no sólo contribuye a las alteraciones de la sexualidad masculina, provocando disfunción eréctil y dificultad en la eyaculación, sino que alteran la espermatogénesis y la calidad espermática. También reduce la fertilidad femenina y aumenta el riesgo de aborto espontáneo.

Dr. Javier Ruiz Romero
Director del Servei d’Andrologia

Fertilab, Institut Català de Fertilitat

Recent Posts