Él

¿Por qué hacer una prueba de fertilidad masculina si estáis buscando ser padres?

0
  • Compartir

Cuando una pareja no es capaz de quedarse embarazada, la preocupación por sufrir algún problema de esterilidad aparece de inmediato. Y en la mayoría de las ocasiones, en un primer momento la infertilidad se relaciona con la mujer. Sin embargo, en un importante porcentaje de las parejas que intentan concebir un hijo durante un año o más, el problema está completamente relacionado con el hombre. 

Por ello, tanto mujeres como hombres deben realizar un test de fertilidad para asegurarse de que todo está correcto y, de no ser así, empezar a buscar la mejor solución. Te contamos por qué hacer una prueba de fertilidad masculina es realmente importante si queréis ser padres. 

¿Por qué hacer una prueba de fertilidad masculina?  

Cuando la pareja lleva tiempo intentando quedarse embarazada sin resultado, es fundamental que el hombre se someta cuanto antes a una prueba de fertilidad. 

Gracias al estudio de fertilidad masculina se averigua si el hombre tiene algún tipo de problema que impide a la pareja concebir de forma natural, y a partir de ahí se puede buscar el tratamiento más adecuado para ponerle solución. 

La infertilidad masculina puede deberse a factores como la baja producción de esperma, bloqueos que impiden el suministro de esperma, función anormal de los espermatozoides, desequilibrios hormonales, problemas crónicos de salud, lesiones o enfermedades, entre otros factores. 

El seminograma en las pruebas de fertilidad masculina

El primer paso en una prueba de fertilidad masculina es la realización de un seminograma citomorfológico. El seminograma  aporta la información necesaria sobre las expectativas de fecundidad, los posibles problemas y las patologías de los órganos genitales masculinos. Es un estudio básico y sencillo que sirve para orientar la investigación de una posible infertilidad masculina. 

Este análisis del semen permite a los profesionales en andrología (fertilidad masculina) conocer el estado de los espermatozoides de la persona que se somete a la prueba. De esta manera se pueden conocer los niveles de:

  • Concentración: el número de espermatozoides presentes por mililitro.
  • Movilidad: la velocidad de movimiento y su capacidad de avanzar por las trompas de Falopio de la mujer y alcanzar el óvulo. Se diferencian tres tipos en función a su movilidad –de movilidad progresiva, no progresiva o inmóviles–.
  • Vitalidad: porcentaje de espermatozoides que se continúan vivos tras la eyaculación.
  • Forma: habiendo de presentar la forma que se considera como normal. 

A partir de estos parámetros de medición se realiza el diagnóstico para establecer la existencia o no de algún tipo de patología. En caso de detectarse algún tipo de problema, en Fertilab Barcelona estudiamos cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso para poder ofrecer una solución a vuestros deseos de ser padres. 

¿Tenéis problemas para concebir un bebé y quieres hacer una prueba de fertilidad masculina? En Fertilab Barcelona estudiamos tu caso y  te ofrecemos los mejores tratamientos de fertilidad en caso de necesitarlos.

Contacta con nosotros si quieres más información. Te acompañamos en el camino hacia tu paternidad con las máximas garantías. 

Recent Posts

Leave a Comment