Él

¿Qué es la hormona antimulleriana y cómo influye en el embarazo?

0
  • Compartir

Quedarse embarazada no siempre es un camino fácil. A veces ese objetivo no termina de llegar, y puede ser frustrante. Por ello, en la actualidad  se recomienda consultar con un especialista tras pasar un año de relaciones sexuales sin protección y sin conseguir el embarazo.

Aunque hay diversos factores asociados que, por otra parte, aconsejaría iniciar el estudio a los 6 meses (edad de la mujer, anomalías menstruales…). En este sentido, algo a tener muy en cuenta cuando esto sucede es la hormona antimulleriana, gracias a la que podemos conocer el número de óvulos disponibles que presenta la mujer a cada edad. Te contamos exactamente qué es y su importancia en el embarazo.

¿Qué es la hormona antimulleriana? 

La hormona antimulleriana (AMH) es una proteína producida por los folículos que se encuentran en los ovarios. El análisis de la AMH revela la calidad y cantidad de ovocitos de la mujer, es decir, el estado de su reserva ovárica, que no es otra cosa que los óvulos de los que dispone una mujer y que marcan su fertilidad. Si es buena, la probabilidad de conseguir el embarazo será mayor. Por tanto, si el nivel de la hormona antimulleriana es alto, la fertilidad de la mujer será buena. Y si es baja, sucederá lo contrario. 

Para calcular el porcentaje de éxito en los tratamientos de reproducción asistida se valoran factores como la edad y el estado de la reserva ovárica. Esta última se mide mediante una ecografía y el análisis de la AMH. En definitiva, la hormona antimulleriana es un marcador clave de la fertilidad. 

¿Cuáles son los valores normales de la hormona antimulleriana? 

En las mujeres sanas, las concentraciones de hormona antimulleriana inicialmente aumentan hasta la adultez temprana y entonces empiezan a disminuir lentamente con el envejecimiento hasta que son indetectables. Esto ocurre aproximadamente 5 años antes de la menopausia, cuando la reserva de folículos en crecimiento se agota.

Los valores entre 0,7 y 3,5 ng/ml se consideran un nivel normal de AMH. Esto es indicativo de que la reserva ovárica es buena. Por debajo, indican una baja reserva ovárica y un alto riesgo de que la respuesta a la estimulación no se dé correctamente. Mientras, por encima el riesgo de que la paciente sufra una hiperestimulación ovárica es mayor, por lo que será especialmente importante controlar las dosis de hormonas que se administran durante el tratamiento. 

Factores que influyen en la hormono antimulleriana  (H2)

Hay múltiples factores que pueden contribuir a una hormona antimulleriana en los valores no deseados. Destacan los siguientes. 

  • Edad: la AMH disminuye de forma natural a medida que envejeces.
  • Los antecedentes de trastornos hormonales y afecciones médicas relacionadas con el sistema reproductivo: por ejemplo, las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos generalmente tienen concentraciones más altas de lo recomendable de la hormona antimulleriana. 
  • Antecedentes de cirugía ovárica debido a endometriosis, quiste ovárico o torsión ovárica y embarazo ectópico: estas mujeres tienen un mayor riesgo de presentar bajas concentraciones de hormona antimulleriana.
  • Estrés: es uno de los factores con mayor influencia negativa sobre la hormona antimulleriana. 
  • Deficiencia de vitaminas, especialmente de vitamina D: Esto también tiene una conexión con los problemas de fertilidad y las concentraciones de hormona antimulleriana. 

Estudio de la fertilidad femenina 

En Fertilab Barcelona te ofrecemos las máximas garantías en tu camino hacia la maternidad.  Y además de conocer el nivel de la hormona antimulleriana, hay muchas otras pruebas médicas que realizamos para conocer la fertilidad en una mujer. Estas son algunas de las más habituales: 

  • Análisis sanguíneo: a partir de los datos recogidos en la historia clínica de cada paciente, decidimos cuales son las determinaciones de análisis más adecuadas para diagnosticar cada caso en particular.
  • Ecografía ginecológica: permite estudiar los genitales internos, evaluar el útero, las trompas y los ovarios y también trabajar el diagnóstico de eventual endometriosis. En reproducción asistida, contribuye a la valoración de la reserva ovárica y a la monitorización del crecimiento folicular.
  • Histeroscopia: permite analizar la cavidad uterina y las trompas mediante la realización de una ecografía transvaginal. Se realiza siempre que haya algún indicio de patología uterina (pólipos, miomas o sinequias). También forma parte del estudio de la infertilidad.
  • Laparoscopia: permite visualizar el interior de la cavidad abdominal, incluidos los órganos genitales internos. Se realiza siempre con anestesia general y requiere un ingreso hospitalario de 12 a 24 horas.

En definitiva, ponemos a tu disposición los estudios de fertilidad más completos y precisos gracias a la personalización y a un equipo médico de primer nivel. Así lo demuestran nuestras tasas de éxito. De hecho, de cada 10 pacientes que acuden a Fertilab Barcelona, 9 han conseguido su objetivo: un niño sano en casa. Llevamos más de 25 años creando familias.

Ahora ya conoces qué es la hormona antimulleriana y cómo puede afectar a tu deseo de convertirte en madre. ¿Queréis ser padres? En Fertilab Barcelona ponemos a tu alcance el mejor equipo médico y asistencial, además de la tecnología más avanzada para obtener los mejores resultados clínicos de niño nacido por ciclo.

Nuestro afán por ofrecer siempre un trato cercano, personalizado y profesional, sumado a uno de los equipos médicos más experimentados, nos han convertido en la mejor clínica de fertilidad en Barcelona.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros si buscas un buen diagnóstico y tratamiento personalizados que te ayuden a quedarte embarazada.

Entradas Recientes

Dejar un comentario