Tu embarazo Archivos - Fertilab

Category Archives: Tu embarazo

Seguir la dieta de la fertilidad y una vida saludable facilita el embarazo

By | Ella, Estilo de vida saludable, Tu embarazo | No Comments

La gran mayoría de las personas piensan que la dificultad de quedarse embarazada depende mucho de la existencia de alguna alteración genética u hormonal, o de determinados trastornos ovulatorios. Sin embargo, muy pocos tienen presente que aquello que comemos a diario y nuestro estilo de vida también puede influir de manera directa a nuestra fertilidad. Esto no significa que si modificas tu alimentación podrás quedarte embarazada en los primeros meses, sino que si introduces determinados cambios en tu vida alimenticia podría resultarte más fácil ser mamá.

Por lo tanto, si estás buscando quedarte embarazada, desde Fertilab te presentamos una completa guía de consejos para mejorar la fertilidad de manera natural. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que llevar un estilo de vida saludable siempre será beneficioso tanto para la madre como para el futuro bebé; y para ello hay que empezar por controlar el peso corporal, reducir el tabaco, cafeína y drogas, disminuir el consumo del alcohol, y sobre todo, eliminar el estrés.

Después, es importante poner en marcha la dieta de la fertilidad, aquella que potencia el consumo de alimentos que forman parte de la dieta mediterránea. Introducir en tu alimentación más productos frescos y naturales como frutas y verduras es la clave esencial para esta dieta, ya que son ricas en vitaminas y minerales que aportan nutrientes esenciales antes de concebir. Por ejemplo, vegetales como las espinacas o los espárragos son altos en vitamina B y folatos. Consumir alimentos ricos en folato antes y durante el embarazo puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento en el tubo neuronal, como la espina bífida.

Los ácidos grasos Omega- 3 es un nutriente esencial que contribuye a mantener la ovulación, a favorecer la implantación del embrión e incluso a retrasar el envejecimiento de los ovarios. Este nutriente solo podemos obtenerlo a través de la dieta y lo encontramos en el pescado azul, mariscos y en los frutos secos. Además, el omega-3 también es importante para el desarrollo del cerebro y los ojos del bebé. Desde Fertilab recomendamos tomarlo antes de la concepción y mantenerlo durante todo el embarazo.

Por otro lado, es fundamental asegurarse un buen aporte de hierro. Las mujeres embarazadas necesitan el doble de hierro del que necesitaban antes del embarazo, por lo tanto incluir en tu dieta alimentos ricos en este nutriente como la carne roja, el pollo y marisco de concha, influirá beneficiosamente tanto a la hora de concebir como durante el embarazo.

El color de ojos de nuestro bebé al nacer

By | Tu embarazo | No Comments

Cuando nace nuestro bebé lo primero que hacemos es fijarnos en cada uno de sus pliegues para ver qué rasgos ha sacado de la madre, del padre o incluso de los abuelos. Las manos, los piececitos, los mofletes, las orejas, la nariz y sobre todo los ojos. ¿Qué color de ojos tendrán? ¿Gris, marrón, verdoso o celeste? Sin embargo, durante las primeras semanas e incluso meses, es complicado ver con certeza qué color tienen, ya que no es el definitivo, especialmente en los recién nacidos con los ojos azules o grises.

A medida que pasan los meses, la vista de los pequeños se va desarrollando, se adaptan a la luz, a los objetos, a las diferentes tonalidades… ¿Y qué pasa luego? No es que el color de ojos cambie, sino que se va definiendo poco a poco. El iris es la parte de color del ojo y depende de la melanina, sustancia encargada de darle dicho color al iris, igual que a la piel y al pelo. En el interior del útero, las células de melanina del bebé son todavía inmaduras. Cuando llega al mundo y abre los ojos, la luz estimula la producción de este pigmento y el iris comienza a modificarse poco a poco hasta alcanzar el color determinado por su ADN, que depende de la genética de los padres.

No hay ley que indique que los pequeños tienen que tener el color de los ojos en función a sus progenitores, pero la genética es muy caprichosa y la probabilidad es mucho mayor de que así pase. Un bebé con los ojos claros puede terminar con un color diferente al que tenía cuando vino al mundo, siendo normalmente verdes, avellana o marrones. En el caso de los niños con los ojos más oscuros, el color no suele variar mucho y se mantiene. Esto se debe a que tienen más cantidad de melanina que los que nacen con los ojos claros. Este proceso de cambio puede durar los cinco o seis primeros meses, y es alrededor de los dos años cuando ya consiguen su color definitivo.

La baja maternal en los diferentes países europeos

By | Él, Ella, Tu embarazo | No Comments

Una de las preocupaciones latentes en aquellos que próximamente serán padres son los permisos de maternidad y paternidad que se conceden en Europa. Separarte de tu bebé siendo aún tan pequeño no resulta sencillo. De manera general, podemos destacar que son los países nórdicos –Finlandia, Islandia, Dinamarca, Suecia y Noruega- los que gozan de mayores ventajas en relación a políticas sociales. Disponen diversas medidas que fomentan la igualdad entre madres y padres, mejorando así la conciliación familiar y laboral de cada uno.

Con respecto a España, a las madres se les otorgan 112 días de baja. Al padre solamente 15. Se sitúa así en la octava posición, detrás de Turquía, Suiza, Letonia, Chipre, Bélgica, Eslovenia y Liechtenstein. En Alemania, sin embargo, el periodo que se les otorga a las madres es de 98 días, de los cuales 42 son anteriores al parto. Por otra parte, tras el nacimiento del bebé, los padres pueden acogerse al Elterngeld, la excedencia por maternidad que les permite cobrar, durante 12 meses, el 67 % del sueldo neto. Este pago oscilaría entre los 300 y los 1.800 euros, dependiendo del suelo que cobre cada uno.

En Europa, el país con el permiso más corto para las madres es Liechtenstein, con 56 días para ellas y ninguno para los padres. Siguiendo a este se encuentra Eslovenia con 84 días para las mujeres y 11 días para los hombres. En cuanto a los padres, Holanda y Malta son los que ofrecen los periodos de baja más cortos con respecto al resto. Por otro lado, los permisos de maternidad y paternidad más largos son los concedido por Suecia, con 480 días compartidos entre la madre y el padre. Le sigue Noruega con 392 días.

Si nos centramos en España, la baja maternal se concreta en 16 semanas ininterrumpidas que se amplían en dos semanas en los casos de parto o adopción. Además, si existe alguna anormalidad, como podría ser un caso de discapacidad, se le sumarán dos semanas más. Estos periodos de baja son compartidos entre las madres y los padres de forma simultánea o sucesiva con la excepción de las seis primeras semanas que son exclusivas para la madre.

¿Qué causa la diabetes gestacional?

By | Ella, Tu embarazo | No Comments

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que solo se manifiesta durante el embarazo. Es considerada una de las enfermedades más comunes entre las futuras madres, pero su afectación se verá reducida durante el transcurso y desarrollo del embarazo si se presta la atención necesaria.

Este tipo de enfermedad provoca un alto nivel de azúcar en sangre. Se conocen diferentes orígenes de la diabetes gestacional, pero en ambas, la responsable de estos indicadores es la revolución hormonal que se produce durante el periodo de gestación. Esta impiden que se produzca la cantidad de insulina suficiente y necesaria, o evita que la glucosa que consumimos sea absorbida de manera adecuada por nuestras células, haciendo que el azúcar, en lugar de transformarse en energía, se quede en la sangre.

El aumento de la sed, fatiga o la visión borrosa son algunos de los síntomas de la diabetes gestacional. Ninguno de ellos es determinante, por eso es importante realizar, durante la mitad del embarazo, una prueba médica que revelará la tolerancia a la glucosa.  

Las futuras madres con mayor riesgo de sufrir esta enfermedad durante el embarazo son las mujeres mayores de 25 años, aquellas que hayan experimentado un excesivo aumento de peso durante el embarazo o mujeres que hayan presentado en algún momento el síndrome de ovarios poliquísticos.

En caso de dar positivo en el control de glucosa en sangre, los cuidados y atenciones deberán ser los mismos o parecidos a los de cualquier persona con diabetes crónica. Añadiendo, en este caso, un control riguroso y detallado que llevará a cabo el médico que realiza el seguimiento de tu embarazo.

Existen unas pautas comunes ante la diabetes gestacional. Llevar un control diario de los niveles de azúcar en sangre desde casa, en caso de que fuera necesario; consumir una dieta moderada en grasa y proteínas o disminuir alimentos que contienen demasiados azúcares, así como refrescos o jugos son algunas de las claves para llevar mejor este malestar.

¿Por qué tengo las piernas hinchadas durante el embarazo?

By | Tu embarazo | No Comments

Entre los cambios que una mujer experimenta a lo largo de su embarazo podemos distinguir entre los físicos y los psicológicos. En los últimos artículos de Fertilab nos hemos focalizado sobre todo en estos últimos con la intención de que no pasen desapercibidos, ya que al no manifestarse de forma física, hay quien no se da cuenta de que también están ahí. Sin embargo, hoy queremos hablaros de un malestar común: las piernas y los pies hinchados en el embarazo. Queremos ayudarte a llevar mejor los hinchazones articulares para que tu embarazo sea menos pesado y no interrumpa la normalidad de tu rutina diaria.

¿Cuál es la causa de las piernas hinchadas?

La hinchazón en piernas, pies y tobillos se produce como consecuencia de la comprensión producida en la zona pélvica, ejerciendo presión sobre las arterias situadas en esta zona. El crecimiento del feto va aumentando la carga localizada en el útero, por este motivo la hinchazón se produce en la zona inferior del cuerpo. La circulación de la sangre entre el corazón y las extremidades inferiores se produce más lentamente, por eso aconsejamos realizar una serie de ejercicios que estimulen la correcta circulación. No cruzar las piernas en el embarazo o mantenerlas en alto son algunos de los trucos que te ayudarán a aliviar las molestias que provocan las piernas hinchadas. Hacer ejercicio, moderar el consumo de sal, poner a remojo los pies en agua fría o masajearlos son pequeños tips que te ayudarán a sentirte bien. Las medias de compresión son también muy útiles durante el embarazo.

A través de síntomas como el de las piernas hinchadas, nos percatamos de lo importante que es cuidar nuestra salud y nuestro físico. Seguir unos hábitos de vida saludables cobra una vital importancia tanto cuando nos vemos sometidos a un tratamiento de reproducción asistida como durante el embarazo. Pero garantizar nuestra salud durante el embarazo va mucho más allá de los aspectos físicos, como siempre decimos en Fertilab.

En nuestras clínicas contamos con profesionales que te acompañarán durante toda la experiencia, desde el comienzo del tratamiento hasta el momento en el que das a luz. La psicología perinatal asegura tu bienestar durante el embarazo, porque en Fertilab nos preocupamos de que te sientas siempre lo más cómoda posible, desde el primer hasta el último momento.

La importancia de evitar el estrés prenatal

By | Sin categorizar, Tu embarazo | No Comments

Durante los meses de embarazo, la madre atraviesa una época de cambios, tanto físicos como psicológicos. Unos cambios que se experimentan de manera más acentuada en el primer trimestre del embarazo. La ansiedad o los cambios de humor van ligados a estos primeros meses del embarazo, provocados por los cambios hormonales, los cuales cesarán llegado el segundo trimestre. De todas maneras, existen diferentes factores que pueden despertar la preocupación de las mujeres embarazadas, llevándolas a un estado de intranquilidad, miedo o estrés prenatal.

La salud del feto, los futuros cambios que se implementarán en nuestra vida, en nuestra rutina o en nuestra economía, el miedo de posibles problemas o complicaciones… Son algunos de estos factores que pueden provocar una situación de estrés en la madre, por eso es recomendable encontrar vías de escape para huir del estrés prenatal. Hacer ejercicio, técnicas de relajación o cambiar ciertos detalles de la rutina son algunos de los consejos a seguir para hacer nuestro día a día más relajado.

CONSEJOS PARA EVITAR EL ESTRÉS PRENATAL:

  • Realiza ejercicio: Hacer algún tipo de actividad física, controlando siempre la intensidad de ésta, es recomendable para la salud de la madre y del bebé. Se deben evitar los ejercicios intensos en épocas calurosas y húmedas, así como aquellos movimientos que tengan un contragolpe. El yoga prenatal es una buena manera de mantenerse en forma. De todas maneras, siempre es recomendable consultar al médico antes de realizar ningún ejercicio.
  • Encontrar momentos de relajación: Aunque a veces resulta difícil, sobretodo en aquellas casas en las que ya hay algún niño pequeño, la madre debe encontrar momentos para relajarse y dedicarse a sí misma.
  • Evitar situaciones de estrés premeditadas: la hora punta al entrar o salir de trabajar, por ejemplo, es uno de esos momentos que se deben evitar, a ser posible, durante los meses del embarazo. Plantear la posibilidad de adaptar los horarios de manera que se eviten estas situaciones es una pequeña contribución al bienestar de la madre.
  • Tener alguien con quien hablar: Toda preocupación se irá acumulando si no se busca una manera de paliarla, por eso es bueno externalizar las preocupaciones que surgen durante el embarazo. Con un familiar, con la pareja o con algún amigo o amiga. También existen profesionales de la psicología especializados en este aspecto. En el equipo de Fertilab, de hecho, contamos con expertos en este campo, tanto para parejas que se están sometiendo a una terapia de infertilidad como para quienes están viviendo un embarazo. Ambas situaciones llevan consigo una fuerte carga de preocupaciones que desde Fertilab queremos que sean más llevaderas. La psicología supone una perspectivas necesaria a la hora de afrontar momentos de nuestra vida como estos.

Huir de la ansiedad que puede causar el embarazo evitará los posibles problemas que puede acarrear dicho estrés. El parto prematuro o un peso demasiado bajo del bebé al nacer son algunas de las posibles consecuencias que puede tener el pasar por un embarazo estresante. Por ello, lo mejor es que cada una encuentre sus propias vías de escape que le permitan relajarse y, simplemente, disfrutar de su embarazo día a día.

Un embarazo con ritmo

By | Tu embarazo | No Comments

No sólo amansa las fieras. Muchos estudios relacionan la música con el desarrollo de la inteligencia del bebé. Suena bien, ¿verdad?

Todos los sonidos con los que entra en contacto el bebé influyen en su crecimiento y generan sus primeras emociones. Al nacer, la vista y el oído son los sentidos que más utilizan y con los que entran en contacto con su nuevo mundo. Los mayores no lo recordamos pero seguro que la experiencia es increíble. Hay tanto por descubrir que el cerebro tiene muchos estímulos por transformar.

Por eso es importante que, ya en el útero, tu bebé se familiarice con algunos sonidos. Las voces, las sonrisas o las canciones fomentarán las conexiones neuronales del bebé antes de nacer. Pero las aplicaciones terapéuticas de la música van más allá. Según el último estudio del Sourasky Medical Center de Tel Aviv (Israel), los bebés nacidos antes de tiempo podrían estimular más rápidamente su metabolismo tras escuchar música de Mozart. Como consecuencia, ganarían con más facilidad el peso necesario para abandonar la incubadora.

Algunos beneficios que aporta la música en el embarazo

  • Estimula la frecuencia cardíaca del feto.
  • Aumenta la producción de endorfinas en la madre.
  • Los latidos de ambos se sintonizan.
  • Fortalece el vínculo entre ambos.

Si hay un sentido que empieza a desarrollarse en el útero es el del ritmo. La música no solo es un lenguaje universal. Estos estudios demuestran que también es la mejor excusa para compartir con tu bebé momentos entrañables. No seremos nosotros quienes te digan qué canciones escoger. Pero sí queremos proponerte algo que te gustará.

¿Tienes planes el próximo 21 de octubre? Apúntate al taller Abans de néixer al Palau que organiza El Palau de la Música Catalana. Si estás embarazada, podrás descubrir diferentes recursos musicales para realizar un viaje sonoro hacia el universo auditivo del bebé.
Elige un lugar tranquilo. Para el tiempo. Desconecta de todo menos de tu bebé y escucha tu canción favorita con él. Respira despacio. Déjate llevar e imagina lo que estará sintiendo él. Los primeros recuerdos juntos sonarán a felicidad.

La tercera etapa del embarazo

By | Tu embarazo | No Comments

Te hemos acompañado durante el primer trimestre, desde que conociste la noticia y te cambió la vida. Empezaron las preguntas y las dudas, las visitas a tu médico, las primeras pruebas para confirmar que todo iba bien. Tu tratamiento de fertilidad había conseguido cumplir el sueño que tanto habías buscado. Tu maternidad ya era realidad. Y ahora, por fin, ya hemos llegado a la tercera etapa del embarazo. 

Como sabes, el embarazo se suele dividir en tres etapas aunque tú, como no podía ser de otra forma, lo vives intensamente día a día. El ir y venir de pruebas que se realizan es necesario para que tanto tú como tu bebé recibáis todas las atenciones. En el blog de Fertilab las hemos analizado en distintos artículos pero hoy también queremos recordarte cuáles son las pruebas más destacadas. ¡Anótalas en tu calendario!

En la primera etapa del embarazo se realiza

  • Analítica para realizar un cribado del síndrome de Down y síndrome de Edwards y defectos de tubo neural. Se realiza en sangre materna para determinar unas hormonas, que junto al informe de la sonolucencia nucal (pliegue nucal) nos dará el riego estadístico de su embarazo.
  • Test prenatales no invasivos en sangre materna que detectan alteraciones de los cromosomas 21, 18, 13, los cromosomas sexuales X e Y, mediante el estudio del ADN fetal, que se realiza a partir de las 10 semanas.
  • La amniocentesis, que consiste en extraer líquido amniótico para analizar las células fetales.
  • Entre las 10 y 12 semanas, se puede ofrecer la posibilidad de someterte a una biopsia, para detectar si el bebé tiene anomalías.
  • La primera ecografía ocurre entre la 7 y 8 semana. Su objetivo es determinar el número de embriones, visualizar el latido cardíaco o medir el feto.

Los resultados de las pruebas, que son voluntarias, indican si las probabilidades son más o menos elevadas. A medida que avanza la gestación, se puede obtener información más detallada.

En la segunda etapa del embarazo

  • El Triple Screening
  • Analíticas de sangre y orina
  • Control de peso, tensión, colesterol y triglicéridos
  • La curva de la glucosa /en aquellas pacientes con sobrepeso, fetos anteriores macrosomas, diabetes en anteriores embarazos, etc..)
  • La amniocentesis se puede volver a repetir.
  • Test de O’Sullivan, para detectar una posible diabetes gestacional. Se realiza entre la 24 y 28 semana.

También, en el segundo trimestre del embarazo, se realiza una de las ecografías más esperadas en la que posiblemente conozcas el sexo de tu bebé. ¿Cuándo? Entorno a la 20 semana. Además, se confirma si el crecimiento fetal es el correcto así como la morfología y los órganos internos del feto. Esta ecografía detecta las posibles anomalías ya que es mucho más detallada que la anterior.

Seguro que no nos equivocamos si decimos que ahora pueden más tus ganas de ver el rostro de tu pequeño; ahora que has llegado, por fin, a la última fase. Bienvenida al tercer trimestre del embarazo. Todavía quedan pruebas pendientes por hacer pero cada vez está más cerca el final. O el principio. ¿Qué palabra prefieres utilizar tú?

En la tercera etapa de tu embarazo

  • Seguimiento habitual con las analíticas correspondientes.
  • Es posible que te ofrezcan información sobre la epidural, el parto y la lactancia.
  • Se realizan monitores fetales.

Como indica tu calendario, entre la semana 32 y 34, aún tienes programada una última ecografía para empezar a preparar el momento del parto.

En las últimas semanas el control es más frecuente para no perder detalle de todo lo que ocurre hasta el parto.

¿Recuerdas cuando te dijimos que disfrutaras de cada etapa? Pues ahora, llegados a este punto, podemos añadir que disfrutes también del parto y de cada instante con tu bebé porque el día de su nacimiento, nunca ha estado tan cerca.

Dr. Xavier Julve

Director Médico Fertilab, Institut Català de Fertilitat

 

segundaetapaembarazo

La segunda etapa de tu embarazo

By | Tu embarazo | No Comments

Desde que supiste la noticia, tu vida ya no ha sido la misma. Ha sido mejor. A partir de ese momento, cada día estás más cerca de su nacimiento, del abrazo del que no querrás bajarte, de vuestra primera vez.  Lo que tanto has soñado se hará realidad gracias a un tratamiento de reproducción asistida que escribe un final con sonrisa. Pero mientras tanto, disfruta de tu embarazo y descubre todos los cambios que tu cuerpo experimentará progresivamente.

El viaje comenzó hace unos meses y seguro que te parece que fue ayer. Ya te contamos, en este artículo sobre la primera etapa, qué es lo más habitual y los pasos que se suelen dar. Perderte es imposible si a tu lado tienes un equipo médico que controla cada cambio. Por eso, una cita con tu ginecólogo es fundamental para planear el desarrollo en cada mes. Cuánta más información tenga él , mejor para ti y tu bebé.

Al llegar a la segunda etapa del embarazo, podrás despedirte de los síntomas como las náuseas o la fatiga, ya que irán desapareciendo poco a poco. Ya no te acompañarán como antes porque ahora se producen otro tipo de cambios; el más notorio: el crecimiento de tu abdomen. Todo va bien así que tu bebé crecerá semana a semana para que no se te olvide que viene de camino. Incluso es ahora, especialmente a partir del quinto mes, cuando notarás sus primeros movimientos. Y por cierto, ¡te volverás adicta a ellos!

Cambios en la mamá

  • Dolores en la espalda o en el abdomen.
  • Oscurecimiento de la aureola, la piel que hay alrededor de los pezones.
  • Los pechos siguen aumentando.
  • Aparecerá una línea en la piel, entre el ombligo y el nacimiento del vello público.
  • Hormigueo en las manos.
  • Hinchazón en las extremidades.
  • Es posible que tengas más apetito. Recuerda que ahora sois dos así que tus necesidades nutricionales aumentan.
  • Notarás que respiras más rápido. Es totalmente normal.
  • Igualmente, aumenta el fujo sanguíneo por lo que también es frecuente el sangrado de encías o la congestión nasal.

En el segundo trimestre de embarazo, los médicos repiten muchos de los exámenes que ya se hicieron en el primero: el Triple Screening, una analítica de sangre y orina, control de peso y de tensión, también del colesterol y los triglicéridos, la curva de la glucosa, la amniocentesis o el test de O’Sullivan, para detectar la diabetes gestacional. Además, valorarán el nivel de hierro en la sangre  ya que es posible que sufras anemia. Durante el sexto mes, y último del segundo trimestre, puedes sentir las llamadas contracciones de Braxton-Hicks. Esta presión sin dolor en el útero o en el abdomen es totalmente normal ya que el cuerpo se prepara para el momento del parto.  Aún así, si son muy frecuentes, no olvides consultar a tu médico.

Y por cierto, ¿niño o niña? ¿Cómo se llama? ¿Qué has sentido cuando lo has visto? Y es que en en la segunda etapa de tu embarazo se realiza una de las ecografías más esperadas en la que posiblemente conozcas el sexo de tu bebé. ¿Cuándo? Entorno a la 20 semana.

En Fertilab, hace 20 años que trabajamos con ilusión para hacer posible el objetivo de nuestras pacientes: un bebé sano en casa. ¿Quieres ser una de ellas? El viaje empezará cuando tú digas sí.

embarazos en verano 1

Los embarazos en verano

By | Tu embarazo | No Comments

Aunque ha llegado septiembre, aún queda verano, motivo suficiente como para que se nos escape una sonrisa. Una detrás de otra. Puede que incluso tú seas de las que ha decidido cogerse las vacaciones ahora y, en ese caso, tu agenda estará más vacía que nunca. Llénala de planes. Y, si has vuelto a trabajar, no dejes de buscarlos porque seguro que puedes encontrar un hueco para ti.

Si te relajas, si desconectas un poco a diario, si te quedas con lo mejor del verano, tu fertilidad te lo agradecerá. Y es que una investigación realizada por la Universidad de Liverpool (Reino Unido) ha llegado a la conclusión de que el verano es una época idónea para someterse a los tratamientos de fertilidad. Quedarse embarazada en verano es más fácil que en cualquier otra estación porque aumenta la tolerancia a las técnicas.

Pero no es el único estudio que analiza esta relación. Una investigación publicada en la revista Fertilidad y Esterilidad concluye que las emociones como el estrés y la ansiedad, se asocian con una menor tasa de embarazo en los procesos de fertilización in vitro. Tanto es así, que el 54% de las parejas abandonan su tratamiento si no han recibido la atención psicológica adecuada.

La explicación tiene nombre propio: la hormona de la gonadtropina (GnRH). Cuando las mujeres están muy inquietas o estresadas, su cuerpo lo detecta y retrasa o incluso llega a frenar la producción de la gonadotropina, fundamental en la ovulación y el ciclo reproductivo. Por eso, el nerviosismo es uno de los principales enemigos de la fertilidad femenina.

Estudios como estos confirman algo que desde Fertilab siempre recomendamos: a la hora de iniciar un tratamiento de fertilidad, es imprescindible llevar un estilo de vida saludable y cuidar, también, tu mente. Desde la alimentación y los componentes de nuestra dieta o incluso la actividad deportiva que realizamos: todo influye a la hora de conseguir el embarazo.  Muchas de las mujeres que se han convertido en mamás puden explicarlo en primera persona. Ellas son las mejores protagonistas para poner voz a este estudio que hoy os presentamos. Y es que también llegaron con dudas, miedos y nervios pero desde el primer momento, tuvieron a su lado un psicólogo-coach para vivir cada fase del tratamiento de un modo más sano y adaptativo.

Ahora, cuando miran atrás, llegan a la misma conclusión: lo mejor para afrontar esta etapa, es hacerlo con optimismo. Además, todo irá bien si estás en buenas manos.

Recuerda que si quieres más información sobre el estudio de fertilidad, puedes pedir tu cita rellenando el formulario. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. Aprovecha los días de verano que quedan para tomar decisiones que cambien tu vida, que cumplan tu sueño.

Solicite información